El vivero mayorista de La Veguilla está a punto de concluir la construcción y puesta en marcha de un nuevo invernadero, que ayudará a mejorar, si cabe, la calidad de la producción de plantas ornamentales. La Veguilla alcanza, así, un nuevo hito en su lucha por afianzar sus altos estándares de calidad, tras el reciente reconocimiento otorgado por la concesión de las certificaciones Globalgap y Globalgraps.

La nueva instalación, de 2.500 metros cuadrados de superficie, facilitará una mayor separación entre plantas, lo que, unido a la menor variabilidad térmica, derivada de la altura de 5 metros del techo de la infraestructura, redundará sensiblemente en una mejor calidad y mayor durabilidad de las plantas.

El nuevo invernadero, de policarbonato, contará, como el resto de instalaciones del vivero, con sistemas automatizados de control: riego por inundación, aporte de fertilizantes, aperturas de ventilación y sombreo. La ventilación será lateral y cenital. Tendrá mesas de cultivo inundables y móviles.

Se prevé que la nueva construcción esté finalizada para finales de febrero, y funcionando a pleno rendimiento, en mayo.

La asociación La Veguilla es una institución sin ánimo de lucro que da formación y empleo a personas con discapacidad psíquica.